Ellis Island es para mí el lugar mismo del exilio, Georges Perec

ellis island

Lo que yo, Georges Perec, vine a interrogar aquí es el vagabundeo, la dispersión, la diáspora.
Ellis Island es para mí el lugar mismo del exilio, vale decir el lugar de la ausencia de lugar, el no-lugar, el ninguna parte.
es en ese sentido que estas imágenes me conciernen, me fascinan, me implican,
como si la búsqueda de mi identidad
pasara por la apropiación de este lugar-vertedero
donde funcionarios abrumados bautizaban a los americanos con pala.
lo que para mí se encuentra aquí
no son para nada las referencias, las raíces o los rastros,
Sino lo contrario: algo informe, en el límite de lo decible,
algo que puedo llamar clausura, o escisión, o corte,
y que está para mí muy íntima y confusamente
ligado al hecho mismo de ser judío.

(…) En alguna parte, soy “diferente”, pero no diferente de los otros, diferente de los ‘míos’: no hablo la lengua que hablaron mis padres, no comparto ninguno de los recuerdos que ellos pudieron tener, algo que era de ellos, que hacía que ellos fueron ellos, su historia, su cultura, su esperanza, no me fue transmitida.
No tengo la sensación de haber olvidado,
sino de no haber podido aprender nunca.

Georges Perec
Récits d’Ellis Island

Foto: inmigrantes desembarcando en Ellis Island

6 comentarios
  1. Es siempre los textos judías de tan especial factura, siempre ese dejo de padecer eterno, por encima de cualquier disfrute, es triste que hayan tenido que sufrir tanto un padecer que parece sin término, gracias por compartir, interesante texto…

  2. Maia L.B. dijo:

    Nuestra historia, la de cada uno, es la raíz que nos ubica en la tierra. Si las raíces están flojas, el árbol está medio vivo, que es lo mismo que estar medio muerto. Al parecer, Ellis Island era un simple espejo. Podría haber sido cualquier otro puerto de inmigrantes. La migración es interna. No podría concebir otro estado en un tipo como Pérec.

    • Las raíces de Perec estaban rotas. Por eso habla de escisión y corte. Esta obra es una pequeña joya, y explica de manera muy directa una idea latente en toda la obra de Perec. Hijo de un padre muerto en combate y de una madre deportada a Auschwitz, Perec sentirá toda su vida la necesidad de aferrarse a algo. Por eso ese afán constante en rememorar los recuerdos: “Je me souviens”. Por eso la fuerza de la letra W (doble vida) en la ‘Vida, Instrucciones de uso’ y en su pseudo autobiografía ‘W o recuerdos de infancia’ donde se ve obligado en hacer un paralelismo con un lugar imaginario. Por eso su amor pasional a la lengua, como si ésta fuera sus nuevas raíces. Y también su obsesión en darle un significado a las cosas y a los lugares (Especies de espacios), ya que la tradición, la herencia son las que les dan significado, y a él, desgraciadamente, le han cortado de todo (de sus padres pero también de toda su tradición). Por eso ese afán de sustituir, de reconstruir. Ellis Island es por lo tanto un lugar paradigmático.
      Gracias Maia por el comentario y la lectura. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: