La forma moderna del diario del escritor, Susan Sontag

Susan Sontag

La forma moderna del diario del escritor muestra una curiosa evolución cuando examinamos algunos de sus principales ejemplos: Stendhal, Baudelaire, Gide, Kafka, y ahora Pavese. La desinhibida exhibición de egotismo corresponde a la búsqueda heroica de la anulación del yo. Pavese no tiene nada del sentido protestante de la propia vida como obra de arte que posee Gide, ni su respeto por la ambición personal, ni su confianza en sus sentimientos, ni su amor por sí mismo. Tampoco tiene el compromiso sin simulaciones de Kafka con su propia angustia. Pavese, que con tanta libertad usó el yo en sus novelas, suele hablar de sí mismo, en su diario, en segunda persona. No se describe a sí mismo, sino que se dirige a sí mismo. Es el espectador irónico, exhortador y reprochador de sí mismo. La consecuencia final de una concepción del yo así apuntalada no podía, al parecer, ser otra que el suicidio.

Susan Sontag
“El artista como sufridor ejemplar”
Contra la interpretación
Editorial: Alfaguara
Traducción: Horacio Vázquez Rial

Foto: Susan Sontag
10 de abril de 1978

Previamente en Calle del Orco:
Las “K” me parecen feas, Franz Kafka
Hay algo que Kafka tiene en común con Proust, Walter Benjamin
El valor del novelista, Saul Bellow